Hay que tener en cuenta algo muy importante.

Un arma de fuego es un instrumento mecánico que después de ser hydroimpreso, ha de funcionar perfectamente, lo que nos obliga a realizar el desarme total de la misma por parte de personal cualificado para ello.

Una vez desarmada cada una de las piezas del arma, se procede al bruñido de todas aquellas que van a ser sometidas a tal procedimiento.

Tras bruñirlas minuciosamente, se les aplicará un desengrasante profesional y no se podrá volver a tocar con las manos directamente, para que el proceso sea el idóneo.

Se taparán todas las partes que no deban ser hydroimpresas, como punzonados de las numeraciones de las armas, cajeados de correderas, huecos que ocuparán luego piezas moviles, etc.

Se le aplicarán dos finas capas de imprimación bicomponente, esperando al menos 6 horas entre cada aplicación.

Una vez elegida la terminación que deseamos sobre el arma o la combinación de varias si así lo requiriese el cliente, se procederá a la hydroimpresion en si.

Basicamente; el proceso consiste en sumergir en agua a una temperatura determinada un film o plástico, que porta la pintura escogida por el propietario del arma a tratar.

Se le aplicará un activador a dicho film, para que éste libere el plástico transportador, quedando por tanto la pintura en la superficie del agua en la que sumergiremos con un procedimiento específico la pieza a hydroimprimir y enjuagaremos con agua caliente durante al menos 10 minutos el resto del activador que queda adherido a la pieza hydroimpresa.

Transcurrido 3 horas como mínimo, se aplicará un tratamiento antiarañazos y protector, que a su vez permite la limpieza posterior del arma sin que sufra deteriodo el film impreso.

Lo habitual es una laca bicomponente transparente y mate, para evitar reflejos en el caso de camuflajes o brillante en el caso de dar lustre a un film imitando madera de alta calidad.

Transcurrido 48 horas desde el secado total del proceso completo, se procede a ir montando el arma pieza a pieza y ayudando a retirar los materiales añadidos no deseados, que en su momento se transportaron allí a través del medio conductor: el agua.

Una vez funcionando cada una de las parte mecánicas, se proceda al engrase del arma en todas las partes mecánicas necesarias, entendiéndose que ni la mecánica, ni la madera han de sufrir modificaciones a pesar de haberles añadido 4 capas de diferentes productos (2 imprimación + 1 Film + 1 de laca protectora) y de haberse sumergido totalmente en agua durante varios minutos.

Es totalmente imposible; y lo digo por experiencia, que el arma funcione perfectamente una vez terminada, sin la mano de un armero o especialista en armas, que sepa mecanizar bien todo el grupo de piezas que forma la bascula, batería de disparo, grupo de expulsores y demás partes que componen el arma.

Se deben revisar los huecos de chokes y sus correspondientes hilos de rosca, el selector del seguro, los levas de carga, los grupos de toma de gases, la batería de disparo, el trinquete de ametrallamiento, el interior de tubos de alimentación y recuperador del cerrojo, etc.

Es por ello, por lo que recomendamos realizar el desarme total por parte de un armero o especialista en armas, que conozca bien la mecánica del arma que se esta tratando; y una vez realizada la hydroimpresion, también ha de realizar el armado total de la mecánica el mismo tipo de profesional.

Se pueden hacer procesos mas cortos para hydroimprimir un film en un arma; pero con total seguridad, el resultado podrá ser perfecto al aspecto estético, pero nefasto en durabilidad y funcionamiento correcto del arma.

Nosotros realizamos todo tipo de trabajos desde hace décadas, y comunicamos a los clientes que quieren realizar este tipo de trabajos, que realizados con la máxima pulcritud y perfeccionismo, son muy bonitos y lustrosos, pero hay que recordar que es una adherencia de material y no un tratamiento sobre el acero, como en el caso del pavonado.

Al ser nuestro armería un establecimiento reconocido por la dirección general de la guardia civil; usted nos puede enviar el arma desde cualquier intervención de armas donde estuviese; y se la remitiríamos de la misma manera, siempre con su correspondiente guia de circulación, lo que hará que todo el proceso sea legal.

Recuerde: las armas de fuego no se pueden enviar por paquetería sin guía de circulación expedida por la Guardia Civil.

Cerrar Menú

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
×
×

Carrito